La oblada, también es un pez muy común en el mar mediterráneo y muy consumido en la dieta mediterránea.

Este pez encuentra en las profundidades de las islas columbretes de Castellón un lugar donde refugiarse de sus depredadores, sobretodo del hombre.

Tiene un color plateado y destaca principalmente por la mancha negra que posee al inicio de la cola.  Se alimenta de otros peces de menor tamaño. Suele medir entre los treinta y cuarenta centímetros de largo.

A diferencia de otros peces, este nunca actúa solo, siempre forman bancos para facilitar las capturas de sus presas o defenderse de sus predadores.

Una de sus características más llamativas es que se trata de un pez hermafrodita, naciendo con género femenino y a los pocos años se convierten en machos.

 

islas columbretes oblada

 

Si está interesado en visitar las islas columbretes de Castellón, contacte con nosotros.