Este pez, la dorada marina, se la llama así debido a la línea dorada que se encuentra entre sus ojos.  Se trata de una especie que suele encontrarse cerca de las costas del mar mediterráneo, por tanto ven en las islas columbretes un buen refugio para protegerse de los depredadores y de la pesca. Esta especie es muy consumida por la sociedad española.

Suelen encontrarse a unos 30 metros de profundidad moviéndose en zonas rocosas.  Estos peces alcanzan una longitud media de un metro de longitud con pesos de unos cinco y seis kilos.

Otra de las características más curiosas de esta especie es que se trata de una especie hermafrodita. Al nacer son machos, pero al cabo de los tres  años de edad se convierten en hembras. Pero algunos ejemplares no cambian su género y viven como macho toda su vida.

Esta especie muy característica de la zona mediterránea se alimenta principalmente de crustáceos y moluscos.

Si está interesado en visitar las islas columbretes,  por favor contacte con nosotros.