Cuando mueren estos corales pierden sus llamativos colores adquiriendo un color blanquecino dando lugar a un paisaje un poco desolador.

A pesar de que las islas columbretes forman parte de una reserva natural de Castellón, si no se controla el efecto que está produciendo el cambio climático, es muy posible que dentro de unos pocos años estos bonitos corales dejen de existir en el mediterráneo.

El estudio realizado sobre la reserva marina de las islas columbretes de Castellón, nos permite saber sobre los efectos directos del cambio del clima sobre los fondos marinos. Ya que al tratarse de una reserva natural, se encuentra libre de otros agentes que pudieran ocasionar el deterioro de la fauna de las mismas.

 

Si desea visitar a las islas columbretes, contacte con nosotros.